Anexo II del Club Centenario/Christian Ceuppens y Liz Gulino

Anexo II del Club Centenario

Arquitectos: Christian Ceuppens y Liz Gulino

Colaboradores: Gabriela Paiva y Nathalie Rodas.

Año: 2016-2018

Ubicacion: Asunción, Paraguay

Fotografías: Alejandro Patiño

Un nuevo edificio con un concepto contemporáneo que a su vez preserva y potencia la memoria de la ciudad, las tradiciones de un Club. Creando un nuevo espacio con carácter emblemático para los socios.

La propuesta conserva el frente de la casona como elemento articulador de un nuevo conjunto, dándole jerarquía al acceso del salón por medio de la misma.

El conjunto está compuesto por 4 elementos o espacios:

1. Casona: acceso y salas de apoyo

2. Punto de acceso: expansión y sombra al aire libre

3. Salón para 400 personas. Superficie de 770 m2

4. Servicios

La composición se unifica mediante elementos virtuales que son la estructura de la pérgola y cubierta: los pórticos.

Proponemos un sistema estructural que posibilita una ejecución rápida de la obra.

Sistema estructural:

Una estructura de rápida ejecución, mayormente obra seca, con elementos livianos. Se optan por pórticos metálicos que definen la secuencia de espacios, desde la casona antigua, al patio y el salón.

Liberan el espacio interior del salón como una planta libre. Los pórticos unifican todo el conjunto.

Relación de llenos y vacíos: el vacío propuesto como espacio de transición. Se integra al patio de acceso arbolado, dando mayor jerarquía tanto a la construcción antigua como al ingreso del salón principal.

 

Concurso nacional de anteproyectos para la Escuela de Música y Vida de la Orquesta de instrumentos reciclados de Cateura

Concurso nacional de ante proyectos para la Escuela de Música y Vida de la Orquesta de instrumentos reciclados de Cateura.

Organizado por Transformación Paraguay, Orquesta de instrumentos reciclados, OCA Arquitectura y los Hermanos Capuchinos

Primer Puesto: 

Equipo de Arquitectura: Viviana Pozzoli, Horacio Cherniavsky, Roque Fanego, Melissa Figueredo, Renato Duria, Magalí Ibarrola, Diego Soto.

Para un arquitecto, más que la habilidad de imaginar espacios, lo importante es la capacidad de imaginar vida”. -Aulis Blomstedt

El programa obligaba que nos cuestionemos acerca de la realidad que intentamos impregnar en el barrio y en las vidas de las personas que usarían el edificio. ¿Es posible que la arquitectura esté perdiendo o renunciando a su capacidad de incorporar valores colectivos idealistas como aporte al desarrollo de una cultura?

Pensamos en resolver la incógnita mediante hechos, dejando las suposiciones de lado. Hechos tan esenciales y necesarios como el encuentro o la libertad. Entendiendo a la arquitectura como artefacto (artificio producido por el hombre) decidimos crear un continente, en este caso el prisma desprendido, y un contenido, la vida. No buscamos formas extravagantes ni sobreesfuerzos estructurales, sino una síntesis entre voluntades colectivas y realidades materiales.

Optamos por dos tipos de construcción, que son, la construcción en húmedo y la construcción en seco. La construcción en seco se relaciona a lo tectónico, al ensamblaje, lo articulado, liviano, desprendido del suelo, ligero, ingrávido. La construcción en húmedo se relaciona a lo estereotómico, lo pesado, lo pétreo, arraigado al suelo, buscando la solidez y la transmisión directa de la gravedad. Como propuestas antagónicas, el volumen se configura mediante lo tectónico, los encuentros y las uniones en seco, que descansa sobre el basamento estereotómico, configurando toda la planta baja. Este prisma se eleva mediante pilares de hormigón armado que descansan sobre un cabezal que distribuye las cargas a pilotines hechos a mano. Toda la estructura del volumen superior se arma modularmente con un equipo de herreros, pudiendo inclusive prefabricar los módulos y los ensamblajes in situ.

Estudiando el asoleamiento y los vientos predominantes, orientamos el volumen de la forma más conveniente en climas como el nuestro, situando las caras más chicas este-oeste y las caras largas norte-sur, con sus respectivos aleros. La permeabilidad del volumen superior consigue la correcta ventilación cruzada, mitigando la humedad y el calor mediante técnicas pasivas de acondicionamientos. El doble techo de paneles de OSB en la parte interna y chapa ondulada en la externa crean una cámara de aire que aíslan térmicamente el espacio interior, logrando el apropiado confort térmico interior.

Todos los muros de la planta baja se construyen con ladrillos de suelo cemento, fabricados in situ mediante mingas (trabajo comunitario voluntario con fines de utilidad colectiva). El empoderamiento de una comunidad constituye en el principal valor que pretende dejar la construcción del proyecto.

Segundo Puesto:

Sebastian Domanizcky, Carlos Lara, Kathia Ruiz Acha y Sergio Fanego

El edificio propuesto además de cumplir con las exigencias espaciales de una escuela de música, sirve además como refugio de emergencia ante las posibles inundaciones.
Su construcción compacta permite liberar la mayor cantidad de suelo posible convirtiéndose este, no en el patio de la escuela, sino el patio de la comunidad.

Museo del Barro/Carlos Colombino

Museo del Barro

Arquitecto: Carlos Colombino

Año: 1979

Ubicacion: Asuncion, Paraguay

Fotografias: Salma Abraham ©️

El Centro de Artes Visuales/Museo del Barro empieza a construirse en Isla de Francia en 1979 bajo proyecto de Carlos Colombino. En 1984 se inaugura la primera sala que pasó a llamarse “Josefina Plá”. El proyecto se amplia a fines de los 80 con las salas permanentes de las colecciones de cerámica y talla popular y arte urbano, y en los 90 con las salas de arte indígena, hasta conformar el complejo arquitectónico que es hoy.

“La relación que establecen las obras arquitectónicas de Colombino con el entorno urbano y paisajístico pone de manifiesto esa vocación de articular de maneras novedosas lo público y lo privado. Una rara fluidez de esas relaciones emana de ellas. Son espacios privados que de un modo u otro, están al servicio del espacio público. O, más bien, están creando un concepto nuevo de espacio público allí donde no lo había. El caso del Museo del Barro es tal vez el más claro y evidente. Tal vez lo que ocurrió cuando una tormenta voló su techo y los vecinos acercaron espontáneamente su ayuda para reconstruirlo sea la anécdota que mejor ilustra lo que quiero decir. (…)

Lo que primero llama la atención en sus construcciones es la multiplicidad de puntos de vista, que ocultan y a la vez dejan entrever estructuras y ángulos a primera vista insospechados. Son espacios intersticiales, trasparentes, que se multiplican a medida que uno habita dentro de ellos. (…)

La suya es una intervención modernista en el paisaje cálido, húmedo, terroso a veces y otras veces verde intenso del ambiente paraguayo, traducida en líneas rectas netas, planos blancos o de colores vibrantes (hay un azul que se descubre aquí y allá). Introduce moderadas dosis de violencia rectilínea en ese paisaje, aunque rara vez presenta ángulos rectos. Diagonales, ángulos agudos, puntas que se elevan exentas de los muros, filos, aberturas trapezoidales, rajas altísimas, introducen algo de irracional, algo de desmesura expresiva en sus formas arquitectónicas que –dimensiones y color mediante- vibran en armonía con el entorno.”

Vatican Chapel/Javier Corvalan

The Vatican Chapel’s

Ficha Técnica

Proyecto: Javier Corvalán

Proyecto Estructural: Ing. Andrea Pedrazzini, Ing. Roberto Guidotti

Colaboradores: Lic. Magdalena Oddone M, Joaquin Corvalán, Arq. Agostina Vacca Arreseygor, Arq. María Gloria Gutiérrez.

Imagenes: Arq. Juan Bidart

Fotografias: Arq.Ing. Julieta Ardiles 

Memoria técnica descriptiva.

Capilla del pabellón de la Santa Sede.
La construcción responde a conceptos de sostenibilidad y bajo impacto ambiental, tanto en su sistema constructivo como en el origen de los materiales elegidos para su construcción.

La fundación propuesta para su único apoyo es un conjunto de tres piezas de madera de sección circular de 30 cm
estructuradas como trípode atornilladas al suelo, similar al sistema de “briccola” veneziana.

El trípode cuenta con un cabezal en forma de vínculo que sirve a su vez como apoyo del único brazo metálico de acero
que sostiene el volumen circular de la capilla y la cruz en el plano virtual superior o techo.

El volumen principal de la capilla es circular y esta compuesto por dos círculos, uno mayor o externo visible
como fachada y otro interior, ambos se relacionan con un solo punto de contacto tangencial definiendo un punto por
donde pasa un eje este–oeste como diámetro de los mismos dando un total de 11.20 metros de diámetro y un perímetro
de 36 metros.

Los círculos corresponden en planta a dos grandes cilindros de madera de tres metros de altura cada uno. Los cilindros
se construyen con dos vigas anillos de madera multilaminada de 60 cm de altura vinculadas entre dos pieles de placa
multilaminada.

Las vigas contienen una planchuela interior donde se fijan de forma casi radial unos tubos metálicos que vinculan
estructuralmente ambos cilindros.

Completan este conjuntodos cabos acero que encadenan estos tubos, uno en la parte superior y otro en la inferior.

D40591C0-E15E-4349-9686-FA6AB63D32A4


El volumen circular se apoya con un gran brazo de acero en forma de “L” invertida que se ubica sobre el eje descripto
en forma radial y que se apoya sobre el trípode de madera.

Este brazo de acero tiene un soporte que puede ser cargado con peso adicional con piezas de piedra de 20 toneladas como contrapeso.

Biblioteca y archivo central del Congreso de la Nación

Biblioteca y archivo central del Congreso de la Nación

Primer premio concurso nacional de anteproyectos. Año 2010

Arquitectos: Carlos Jiménez, Diego Molina y Luis Ibarra.

Ubicacion: Asuncion, Paraguay

Superficie: 5.700 m2

Construcción: Consorcio Ateneo – Itasa
Ganador de la licitación pública nacional

Fotografias: Laura Dos Santos ©️

La biblioteca fue construida para proveer servicios de investigación, estudios  y escritos según las necesidades de los miembros del Congreso Nacional, de sus asesores y del público en general.
Posee un completo archivo documental de las actividades legislativas en el segundo nivel, y un fondo general multidisciplinar con énfasis en ciencias sociales y jurídicas en el primero.


El edificio cuenta además de los salones de libros y archivos, con una amplia sala de lectura para la ciudadanía, una zona especializada en niños, y un auditorio para actividades culturales, lanzamientos y conferencias, y zona de restauración de documentos y otros.

El edificio con vocación urbana, integra de manera difuminada espacios públicos, intermedios y privados promoviendo la integración con el entorno,  y la participación de la ciudadanía, convocada a atravesarlo.
Implantada en terreno de singular geometría, enclavada en el Barranco fundacional de la ciudad que conserva su naturaleza mineral casi inalterada, la biblioteca prolonga la antigua loma cavará, hoy plaza comuneros, a su cubierta verde que contiene una gran linterna de iluminación cenital para la sala de lectura de triple altura, y que sirve también de acceso superior.
Este espacio principal puede ser abordado tanto desde la plaza comuneros como desde el parque bicentenario, y su vocación  integradora de la ciudad formal y el borde costero materializa el vínculo a través de un escalera helicoidal de presencia protagónica.

Mientras desde la ciudad  la biblioteca se mimetiza con el paisaje, a través de su cubierta de césped que es también acceso,  y que resulta la  continuación de la plaza comuneros, desde la bahía presenta una larga logia recorrible peatonalmente, sobre la que se eleva la planta alta del edificio, que como un muelle costero, articula las relaciones espaciales y morfológicas del entorno histórico, convocando en un futuro al almacén Viola a sumarse a la sinergia de espacios públicos y privados creada, de modo a que esta galería hoy limitada por una pared provisoria, sea atravesada hacia el almacén y el Barranco.
Más que representarse a sí mismo, el edificio asume así su rol activador del entorno natural y construido para promover nuevas dinámicas urbanas, integradas a través de una actividad cultural de prestigio.