Unidades Flotantes en las Amarras/- = + x – & Colectivo Aqua Alta

Unidades flotantes en las Amarras

Arquitectos: Francisco Tomboly, Sonia Carisimo y Javier Corvalán.

Colaboradores: Sergio Ybarra y Renato Duria.

Año: 2017

Ubicacion: Mariano Roque Alonso

Fotografías: Leonardo Mendez

El Río Paraguay (“agua que va al mar” en idioma guaraní) es uno de los principales ríos de América del Sur, el principal afluente del río Paraná y uno de los más importantes de la Cuenca del Plata.

La Ciudad de Mariano R. Alonzo, donde se sitúa la estructura flotante en el Astillero “Las Amarras”, colinda con la ciudad de Asunción formando parte del área Metropolitana del “Gran Asunción” y se encuentra próxima al Puente Remanso, que cruza al Chaco, región Occidental del Paraguay.

Posterior a una primera investigación realizada con el Colectivo Aqua Alta sobre posibles Estructuras Piloto Flotantes modulares y versátiles con diferentes posibles usos (refugios de emergencia, dispensarios médicos, escuelas, sanitarios públicos, estación de cultivos hidropónicos, piscicultura, etc.) que respondan a las reiteradas crecientes del Rio y su problemática con los asentamientos ubicados al borde de los Ríos, surge el pedido de un pontón flotante para un Astillero, que sirva de carga y descarga de pasajeros y los refugie de las inclemencias del tiempo.

Consiste en módulos flotantes utilizando bloques de polietileno recubiertos con chapa galvanizada y una estructura metálica de perfiles UPN de 20cm de altura con una estructura secundaria interna diseñada para alojar a los módulos de piso de madera flotante tipo deck, dejando un espacio entre estos para las instalaciones. Sobre esta plataforma, mediante unos pilares de varillas lisa doblada, se apoya una estructura de techo tipo “Lamella” cuyos elementos estructurales modulares se diseñaron en base a la medida de un multilaminado de 20mm, del cual se obtienen 20 piezas de cada uno de manera serial.

Anuncios

Kingfish/Equipo de Arquitectura

Kingfish

Arquitectos: Equipo de Arquitectura (Horacio Cherniavsky, Viviana Pozzoli, Fernanda Garicoche)

Año: 2017

Ubicacion: Asunción, Paraguay

Fotografías: Federico Cairoli ©️

La paradoja de nuestro habitar es destruir para construir. Todo el material utilizado en la construcción proviene de previas destrucciones y extracciones. Lo que hacemos, entonces, es utilizar la misma materia con distintas configuraciones. Partiendo de la premisa de la transformación  de lo existente, se abarca el ejercicio proyectual desde el reciclaje y la reutilización de los mismos materiales que se encontraban montados de una manera diferente, en pos de encontrar espacialidades acorde al nuevo programa, y, por qué no, espacios flexibles para futuros usos.

Si la construcción es la manera en la cual materializamos nuestras ideas, el proceso constructivo es la realidad mediante la cual transmutamos nuestros deseos y nuestras intenciones. Intentamos plasmar el proceso como imagen final, dejando el acabado como inconcluso, entendiendo el cambio como única constante.

El estado previo de la edificación contaba con espacios fragmentados, volúmenes agregados y una estructura interna poco flexible. Liberar a la planta de incómodos muros y pilares derivó en la reutilización de los mismos materiales para configurar, mediante una línea recta, la división entre espacios servidos y espacios sirvientes. Logramos eliminar los apoyos estructurales mediante la unión de las vigas de madera originales, usando pletinas metálicas y varillas como tensores.

La integración entre el exterior y el interior se logró mediante la modificación del techo, aprovechando el mismo material para construir la barra.

Despojar al exterior del volumen que marcaba la línea de la vereda permitió la creación de una plazoleta, expandiendo el espacio público, generando un lugar para estar.

La utilización de los andamios como elemento complementario de la construcción nos abrió la posibilidad de aprovecharlo como mobiliario, manteniéndose como apoyo para futuros usos.

Asumiendo la responsabilidad de generar menos residuos, abandonamos la idea del desecho como desperdicio sin posibles aplicaciones. El proyecto, así, se convierte en una colección de distintas posibilidades constructivas y del uso del material.

Garage Surubi’i/Indarq

Garage Surubi’i

Arquitectos: (IND/ARQ) Jorge Visconte y Osvaldo Lombardo.

Colaboradores: Josias Martínez, Aníbal Visconte y Sebastian Vallena.

Año: 

Ubicacion: Mariano Roque Alonso, Paraguay

Fotografias: Leonardo Mendez

Al visitar el emplazamiento asignado para el proyecto nos encontramos con dos pre-existencias distintas: una artificial y pequeña, en forma de construcción existente. La otra, natural y amplia, en forma de paisaje existente. Nos interesamos en reforzar la segunda y atenuar a la primera.
La serenidad del emplazamiento nos sugirió intervenir de una forma ligera, asumimos la imposibilidad de ser invasivos con el paisaje natural, por lo cual optamos por prestar el paisaje y prefigurar el proyecto en base a eso. Tomando la pendiente del terreno se definió el movimiento de suelo, semienterrarse, y que el proyecto sea  algo introvertido vestido de la textura del sitio, su vegetación, el mismo suelo sacado del sitio y una línea horizontal formada por el muro de contención y el coronamiento del techo.
El sistema constructivo  busca reforzar la premisa,  no contactar las ortogonalidades de la obra con  lo orgánico del terreno, esto llevó a despegar los muros de los suelos con unas pequeñas vigas de fundación tipo ménsula, lo que a la abre la posibilidad de poder quebrar los muros sobre esas vigas para cruzar la ventilación. El techo y los componentes metálicos separados por un muro de piedra que soporta el talud, toda definición, buscando siempre que toda la estructura metálica que requiere el uso solicitado, quede introvertida, dejando a la vista toda la vegetación posible como, como un intento de redimirse al color que nos recibió el primer día.

Primer Premio Concurso Internacional de Diseño Urbano Bañado Norte Asuncion.

Primer Premio Concurso Internacional de Diseño Urbano Bañado Norte Asuncion.

Proyecto Yrendagué

Autores: Javier Corvalan, Salvador Rueda, Lukas Fuster y Sebastian Blanco.

Equipo de proyecto: Lic. Magdalena Oddonne, Arq. Joaquín Corvalán, Arq. Agostina Vacca Arreseygor, Arq. Rocío Crosetto Brizzio, Arq. María Florencia Fernandez Bellone, Arq. Ramón Pared Pelegrina, Arq. Facundo Guevara, Arq. Juan Manuel Bidart, Arq. Yanina Caffaratti, Arq. Eugenia Belaus, Ing. Arq. Julieta Ardiles, Dylan Cuenca.

Asesores técnicos: Dra. Arq. Laura Alcalá (Doctorado en Urbanismo)
Msc. Arq. Maria Paz Gill (Master en Urbanismo)
Msc. Arq. Carlos Agüero (Master en Proyecto de Arquitectura)
Ing. Luis Cuevas (Ingeniero vial) 

Quincho Tía Coral/Gabinete de Arquitectura

Quincho Tía Coral

Arquitectos: Gabinete de arquitectura (Solano Benítez, Gloria Cabral y Solanito Benitez)

Colaboradores: Costanza Abente y Melisa Marchi

Año: 2015

Ubicación: Asunción, Paraguay

Fotografías: Federico Cairoli ©️

un quincho es un pabellón que por lo general se instala en el fondo de los lotes urbanos, y que tiene por estas  latitudes la misión de dar cobertura a acontecimientos  de carácter excepcional, cuya reiteración cíclica de estudiada frecuencia y dosificación, coquetea con el pecar capitalmente y su consecuentes cargas lesivas a nuestra salud.
pero para definir en específico “el por qué este quincho es como es?”, lo previo no se compadece con su razon estructural, que aunque se revela fundante en sus afirmaciones, no es concluyente.
hacemos lo que hacemos para orientarnos, nos entendemos como seres lenguajeantes, y que en nuestro
afan de existencia colectiva y haciendo uso del mandato disciplinar (velar por la habitabilidad de los seres en
cuanto humanos), nos aventuramos a producir nuevas herramienta de recursos y posibilidades, que pongan en superación las oportunidades de un vivir mejor, como mensaje y ofrenda que nos permita ser en los otros. reafirmamos nuestro decir que se escribe en piedras,
superada la empatía imitativa, conjuramos nuevas formas de convocar la materia, como muestra de nuestra patente necesidad de mejorarnos mejorando en los otros.

un cielo de cascotes, vidrios reusados, pisos de cemento, algún cable y algún foco, para dar compañía a las escenas de la vida.
la pregunta mas importante sobre el quincho de tia coral no puede ser otra que… son riquísimos sus asados?

Parque Urbano Asunción/Christian Ceuppens y Maria Liz Gulino

Parque Urbano Asunción

Ubicación: Asunción, Paraguay.

Arquitectos: María Liz Gulino y Christian Ceuppens

Colaboradores: María del Mar Arce, Karina Olmedo, Arq. Ana González, Fabricio Ferreira, Arq. Gabriela Paiva.
Proyecto: Nathaly Rodas, Arq. Gabriela Paiva, Christian Hiebl, Arq. Rocío Llerandi, Daniel Balbuena, Andrea Villalba.

Constructora: Puntal S.A.

Área: 9.5 hectáreas

Año de proyecto: 2016

Driving Range/Arnaldo Acosta y Javier Corvalan

Driving Range Público

Arquitectos: Arnaldo Acosta y Javier Corvalán

Colaboradores: Carlos Agüero, Katja Kostrencic, Sebastián Aquino, Alberto Muñoz, Joaquin Corvalan, Magdalena Oddone.

Ubicacion: Luque

Año: 2013

Fotografias: Leonardo Mendez

Implantación y acceso son suficientes conceptos para explicar este proyecto. Algunos golfistas comentan que en esta competencia el adversario es el campo de golf no otro jugador.

Paradójicamente, aunque se observe un contexto casi 100% natural, realmente estamos ante un contexto totalmente artificial. Es una construcción posada sobre otra construcción. La horizontalidad acompaña al horizonte, es un pedazo de chaco dentro de la región como otros tantos.

El edificio es una estructura muy simple construida con cuatro vigas y cuatro pilares que juegan con los momentos de fuerza en sus apoyos, las vigas no solo se apoyan sobre los pilares sino se apoyan entre si posibilitando un gran espacio libre y un vuelo de casi 25m sobre un suave desnivel del terreno hacia el arroyo Itay.

Esta estructura de mas de 70m atraviesa el predio dividiendo en dos definiendo así dos áreas; al frente para tiros cortos de 100m y al fondo para tiros largos de 300m.

El orden de apoyo de estas vigas permitió definir así un podio de tres niveles como plataformas de lanzamiento, una planta baja cubierta y dos elevadas al aire libre sobre la estructura.

Al proyecto completa un pequeño programa de servicios, oficina, escuela de golf y un estanque artificial de agua para riego del campo. El acceso es perimetral por el arroyo hasta ser recibido por el voladizo como un gran hall en el campo.