Vivienda F+C/Paola Moure

Vivienda F+C

Autor del proyecto: Paola Moure

Colaboradores: Marianna Tucci

Año: 2017-2018

Ubicación: Asunción, Paraguay

Fotografías: Leonardo Méndez

Ubicada en el barrio Mburukuya, de la ciudad de Asunción esta vivienda se proyecta sobre dos lotes de 12 × 30 metros, ambos planos y peculiarmente sin la presencia de árboles, cosa que llama la atención si hacemos zoom a una foto aérea de este sector, se constata que este barrio es uno de los mas verdes de la ciudad , con una cantidad significativa de masa verde, tanto en las calles, como en las propiedades contiguas hacia el norte, el sur y el este.

El pedido consistía en hacer una vivienda para un matrimonio joven con tres hijos pequeños, la pareja, en ambos casos con familia numerosa, quería un proyecto donde todos los espacios sociales y de reunión pudieran conectarse visualmente entre ellos y el jardín, de una manera cómoda, flexible y sencilla, ya que las reuniones con amigos y los asados familiares forman parte de su rutina de vida, reservando la mayor intimidad para la zona de dormitorios.

El programa contemplaba un proyecto de más de 500 m2 de construcción que decidimos distribuirlos en dos niveles, optando deliberadamente por ocupar completamente uno de los lotes de la vivienda para dejar libre el contiguo, conectando físicamente todas las estancias hacia el exterior y también las visuales hacia un verde prestado que tiñe las ventanas de rosa cuando los lapachos circundantes florecen en septiembre.

Esta operación definió un proyecto de características lineales, con una circulación clara.

El volumen -resultante de la arquitectura propuesta-, es de un prisma rectangular bastante compacto que se abre en sus dos niveles hacia el este, protegiendo en ambos casos las ventanas con aleros que definen la tira de balcones en planta alta.

Recortes en este volumen generan patios internos como fragmentos de cielos atrapados que introducen el exterior con distintos niveles de intimidad, consiguiendo que todos los ambientes estén ventilados. La terraza jardín, al frente y sobre el garage, tiene una pequeña huerta de aromáticas para el mate de la mañana, y sirve de expansión a la suite, al mismo tiempo que la protege de los ruidos de la calle y le aporta intimidad.

Esta vivienda, propone una materialidad y estética sencilla, haciendo uso de las cualidades intrínsecas de los materiales utilizados como expresión formal, pero es la luz, con sus distintos niveles de ingreso… la gran protagonista…

 

Oga Jekutu/Arquitectura Guaraní

Oga Jekutu

Los óga jekutu, oguasu, oygusu, oypysy constituían casas comunales donde vivían alrededor de cuarenta familias. Este modelo de vida comunitaria fue modificado y desplazado por el modelo de vivienda unifamiliar con la llegada de la colonización europea. Y el oguasu (casa grande) asume otras funciones o refuerza funciones vinculadas con lo ceremonial-religioso.

La construcción de los oga jekutu (casa clavada en la tierra) generó un proceso social en las comunidades participantes, considerando que los jóvenes que trabajaron como operarios aprendieron la técnica constructiva, saber tradicional que se estaba desvaneciendo debido a la falta de su práctica. La ocasión propició la transmisión de ese conocimiento de los hombres adultos a los más jóvenes.

 Los ocho óga jekutu constituyen hoy el único complejo de arquitectura guaraní en el Paraguay. El rescate de esta expresión del patrimonio material se constituye en el escenario propicio para la revitalización de ritos y ceremonias propias de la tradición pai tavytera, en un espacio-albergue de una historia propia y sostenedor de una identidad. Un tipo de arquitectura que sostiene el diálogo con el paisaje natural.

Fuente: Oga Jekutu, Ticio Escobar. Secretaria de Cultura

Flats El Mangal/Pro Arquitectos

Flats El Mangal

Autores del proyecto: Juan José y Chiara Ardissone y Monica Castellano.

Colaboradores: Leticia Benza, Astrid Lurman y Giselle Montanholi

Año: 2015

Ubicación: Asunción, Paraguay

Fotografías: Leonardo Méndez

Este fue el cuarto edificio que desarrollamos para el Grupo Flats. A diferencia de los tres primeros, este sería más alto y con ascensor buscando aprovechar la potencialidad inmobiliaria del lote.

El terreno contaba con árboles hacia el lindero este, los que decidimos conservar para que los departamentos los disfruten. Pegamos y cerramos el edificio hacia el lindero oeste, cediendo espacio a los árboles mediante vacíos, y a la vez, disminuyendo el tamaño frontal del edificio para insertarse pacíficamente en el barrio. 

Materiales tradicionales y de fácil mantenimiento, como el hormigón y el ladrillo visto, logran la armónica inserción edilicia en un entorno muy residencial.

La planta baja es libre para los estacionamientos y cuatro plantas tipo albergan tres departamentos por piso, con balcones abiertos a los patios, al frente y al contrafrente.