Espacios públicos tecnocapitalistas en el medioevo paraguayo

Espacios públicos tecnocapitalistas en el medioevo paraguayo

Por Melina Pekholtz 

“Los espacios de encuentro que proponen los centros comerciales en Paraguay, son usados como espacios públicos debido a la falta de espacios urbanos, a la mala conservación de los existentes, a la carencia de infraestructura necesaria en los mismos, y a una intención de atracción consumista que pretende homogeneizar a todos sus usuarios.”

Nos encontramos en patios de comida y galerías de estos centros comerciales con personas que se autoconvocan a estos espacios, espacios que según la definición de Marc Augè (antropólogo francés especializado en etnología) tienen las características de “no-lugares”.

“Un “no-lugar” es un espacio de transitoriedad que no tiene suficiente importancia para ser considerado
como “lugar”, no personaliza ni aporta a la identidad porque no es fácil interiorizar sus aspectos o
componentes, y en ellos la relación o comunicación es más artificial.”

Lo interesante es que estos espacios proponen una pseudo-apertura bajo sus normas de consumo.
Cualquier persona al acceder a su infraestructura adquiere el estatus de potencial consumidor y mientras
se mantenga ese estatus, sin alterar el potencial de consumo de las demás personas con las que se dará
una posible interacción en ese espacio, todo estará bajo control.
Por otro lado, los dispositivos de control, tanto las cámaras de circuitos cerrados, como los guardias de seguridad, las alarmas contra robos, contra incendios y el control social de lo “homogéneo”, de lo que representa “estar en el centro comercial”; nos vende una imagen de la burbuja de alegría y satisfacción que pretende generar empatía con el público consumidor del que se está sirviendo para sostener a toda esta infraestructura y esta ficción. Esto no sería tan irónico si no existiera una comunicación intencionadamente dirigida a esbozar un torpe intento de inclusión, con quién sabe qué concepto de diversidad, además amplificada y promocionada en
medios de comunicación y todo tipo de redes sociales justamente luego de que otro centro comercial haya sido protagonista de un episodio de violenta discriminación.

Después de estos acontecimientos, de las denuncias por redes sociales y las noticias en los medios de comunicación, es notable estar asistiendo a una fiebre de todo tipo de fobias, de violencia verbal y emocional que convergen esta vez al “no-lugar” de todos los “no-lugares” de las redes sociales, con la careta del anonimato de perfiles falsos o lo que en algunos casos es peor; con perfiles abiertos y sin escatimar vergüenza ante el paupérrimo nivel de los comentarios. Surgen así comentarios enviados desde algún túnel del tiempo de las hogueras medievales, con citas bíblicas de por medio y recurriendo al nombre de Dios para argumentar y defender la discriminación.

Paraguay, el país más católico de América Latina2, se manifiesta de esta manera ante un beso, ante una persona distinta, ante dos personas que se agarran de la mano.

La dignidad no necesita un determinado espacio para ejercerse. Aunque sea un lugar privado, no puede restar dignidad a ninguno de los seres humanos que esté en ese espacio, simplemente por una cuestión de humanidad.
Los espacios públicos son los únicos que pueden otorgar equidad en una sociedad con una brecha social tan desgarradoramente polarizada. La tolerancia es una herramienta a desarrollar para poder avanzar
colectivamente hacia una sociedad más plural e integradora.
1 Los no lugares. Espacios del Anonimato. Marc Augè. 1993 2 Pew Research Center. 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s