OFICINAS W / Viento Sur

Ubicación: Asunción

Año de Construcción: 2019

Arquitectos a Cargo: VIENTO SUR

Colaboradores: Juan Pablo Carron, Miguel Brugada, Elías Vera, Simón Salvioni, Fabian Baeza, Paulo Lezcano, Maidana Construcciones, Hugo López y equipo, Víctor Mieres y equipo, Alberto Martínez y equipo, Mario Cañete y equipo, Celso López y equipo, Soriano Villasboa y equipo.

Fotografía: Daniel Ojeda

Cada encargo forma parte de la ciudad. Esta intervención, de una vivienda abandonada, de los años 60 o 70, está ubicada en el barrio Las Mercedes de Asunción. Las transformaciones que se le fueron implementando con el paso del tiempo le hicieron perder el carácter y cualquier indicio de temporalidad. Una vivienda, un departamento, una pieza con baño y un espacio para comercio, todos en alquiler, formaban parte de esta construcción que no tenía los recursos para sostener todos estos programas que se fueron agregando de manera desordenada y sin planificación, que terminan siendo un problema para la ciudad.

Esta zona de la capital, tiene un alto crecimiento inmobiliario destinado en su mayoría a edificios de departamentos de clase media / alta y también oficinas, que por lo general, son improvisadas en viviendas cuyos propietarios fueron migrando por distintos motivos. A partir de esta investigación, se plantea un programa mixto, un espacio flexible enfocado a oficinas y otro destinado a vivienda, aprovechando que la construcción existente, tenía un departamento de 44 m2, en un segundo nivel y con acceso independiente. Éste se mantuvo introduciendo mejoras en sus instalaciones técnicas y se decidió que el proyecto de oficina no solo debía ser un espacio flexible, sino que debía estar planeado para ese uso.

La propuesta libera parte de lo construido dejando un callejón lateral que conecta la calle con el fondo para conseguir una mejor ventilación e iluminación natural y sirve de acceso al patio que funciona como estacionamiento. El resto del espacio se reorganiza y se amplía, ocupando parte de un patio lateral para hacer un paquete central de servicio y completar el espacio para oficinas. Reutilizar los materiales a desmontar, para lograr esta nueva distribución, era parte de la idea, junto a materiales de otras obras que nos habían sobrado. Así lográbamos causar un menor impacto ambiental, poner en valor los materiales y optimizar recursos.

Volumétricamente, el espacio principal de planta libre en L, está cubierto con un techo de tejas de una sola caída, para acentuar su carácter de espacio continuo y que por su forma genera casi una doble altura en el lado más largo, lo que nos permite abrir el espacio interior al patio del fondo donde un gran árbol de Ybyra Pytá se vuelve protagonista y protege del oeste. El servicio, techado también con tejas, cae al lado contrario, actuando como una segunda agua, para darle escala a los espacios ahí contenidos.

La estructura del techo plantea un quiebre intencional buscando por medio del desplazamiento de uno de los apoyos de los tirantes, generar una distorsión visual y un impacto en la idea que tenemos de cómo es un techo de tejas, tratando de engañar al cerebro en su proceso de simplificación de la información.

Este giro que se plantea en el maderamen, define el sistema de soporte del techo. Donde no apoya sobre mampostería, una serie de pilares perpendiculares a la doble inclinación que genera la colocación de los tirantes, sujeta el techo y se convierte en parte del lenguaje formal, funcional y estético de la obra.

En esta idea de formar parte, quisimos respetar el barrio, mantener la escala y la esencia de lo preexistente, tratar de mantener ese romanticismo característico del imaginario de propios y ajenos a Las Mercedes.

También nos propusieron proyectar el equipamiento mobiliario para la agencia digital que se instaló en la oficina. El desafío era diseñar, producir y montar el mismo en 15 días. Decidimos no utilizar muebles prefabricados, pero entendíamos que lo prefabricado era el camino para encontrar la solución. Vimos qué materiales prefabricados estaban a nuestro alcance, y, el módulo de andamios como estructura, y con poca intervención, se ajustaba perfectamente a la solución, al igual que los tirantes livianos de madera como mesadas y estantes. Los dos elementos nos facilitaban la producción y el montaje por su disponibilidad en el mercado. Encontramos una gran flexibilidad en el uso de los andamios como estructura lo que nos permitió jugar con la forma de colocación para generar distintos formatos de equipamiento.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s