Parque TE/Susana Tomboly, Felipe Zavala y Juan Salvare

Autores del proyecto: Susana Tomboly, Felipe Zavala y Juan Salvare.

Colaboradores: Nabila Safuan y Rafael Guanes

Año: 2021

Ubicación: Asunción, Paraguay

Area: 90 m2

Fotografía: Daniel Ojeda

Ante la existencia de un remanente de superficie de dicha empresa, en estado de total abandono, en la que se encontraba una vieja casa, depósitos y escombros, pero disponiendo de una buena cantidad de verde, la idea  planteada fue reutilizar para un nuevo programa de complemento a dicha empresa, como generar un área verde de expansión con servicios sanitarios, biblioteca, sala de capacitación y comedor ; lo que serviría para dignificar y distinguir a sus empleados, y más aún,  en el futuro crear una escuela técnico como servicio social de la empresa para con la comunidad.

Ante este desafío se aboco a un diseño de bajo costo con el empleo de algunos materiales reciclados, y otros producido por la misma empresa, que marcaron las directrices del proyecto. Igualmente, el haber respetado e integrado el verde existente, generando espacios reunitivos al aire libre, sea de descanso o de cualquier otra actividad al diseño, se ajustan a ciertos criterios de sostenibilidad, muy importante a tener en cuenta en estos tiempos.

Se partió de la exploración de materiales cerámicos, sobre todo el ladrillo, que está en la línea de investigación de un buen número de arquitectos nacionales, el material éste que le otorga un sello especial a nuestra arquitectura. Prácticamente se da continuidad en nuestro país a la línea del uso de ladrillo iniciada en el siglo pasado por el artífice de la cerámica el arquitecto colombiano Rogelio Salmona y otros, tomando un material abundante en la arquitectura popular de su país, como es la arcilla, desarrolla un nuevo lenguaje formal; situación similar que se presenta en el nuestro. 

En este caso particular se trabajó con ladrillo perforado de seis agujeros para los suelos, logrando un pavimento ecológico, como en los muros, generando así una unidad visual en todo el diseño. En el interior de los baños emplearon el ladrillo macizo rojo, tanto el muro, la mesada, como las cuatro bóvedas de cañón corrido que cubren los sanitarios. Quizá el elemento discordante en el conjunto constituye el comedor y la sala de capacitación por el material utilizado.

En síntesis, el buen uso de la cerámica que determina la estética de la producción, el buen aprovechamiento e integración con el verde existente, generando espacios para varias actividades al aire libre, el empleo de un muro bajo que recorre en forma quebrada, y que tiene un doble uso, como borde del cantero y asiento a su vez, constituyeron respuestas claras, prácticas y estéticas para el sitio, considerando el estado en que se encontraron. Por último, el hecho de generar una arquitectura de bajo costo, con materiales nuestros, adaptada totalmente a nuestra realidad y alejadas de modelos foráneos y costosos de revistas. Un buen comienzo para seguir en esta línea de investigación proyectual, adecuada a nuestra realidad, que irán evolucionando a partir de nuevas necesidades y exploraciones constructivas.”

    TEXTRO DE:  Jorge Carlos Fernández– Doctor Arquitecto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s